lunes, 24 de enero de 2011

Presentación de Ínsula Dulcamara


He decidido tener un lugar, una isla virtual para casi todo o casi nada. Ínsula Dulcamara. Una isla abierta a quienes quieran arribar a sus playas. Una isla para las pequeñas cosas, las pequeñas historias, momentos, sensaciones, las imágenes de la memoria, el arte, las ficciones, las aficiones, las aflicciones, las cosas dulces y amargas de la vida, los colores y los sueños. Sin pretensiones, habitándola poco a poco, haciéndome poco a poco con el lugar y viendo de que puedo llenar mi pequeño museo imaginario. Y en este empeño ya han pasado dos años, que son palabras mayores en la fugitiva y cambiante blogosfera. Aunque soy docente, este blog no trata de temas estrictamente educativos , es más un espacio de reflexión, un lugar donde saciar y compartir con todos mi curiosidad que es inmensa y poliédrica, como podréis comprobar.

Dulcamara es el nombre de una planta, una solanácea (del latín solamen,"alivio"). Su fruto primero tiene sabor amargo y después desagradablemente dulce (de ahí el nombre "dulce y amarga").

Ínsula Dulcamara (Isla agridulce) es también el nombre de mi isla imaginaria , el de un grupo de música italiano y el nombre de un cuadro ( el que encabeza el post). Una maravillosa pintura que siempre me gustó. Precisamente con él rindo tributo a su autor, un gran artista por el que siento gran admiración: Paul Klee. La primera cabecera de este blog reproducía esta obra, pintada en 1938 y que actualmente está en Berna en el Kuntsmuseum (Fundación Paul Klee).

Todo lo demás que quieran saber , está allí, habita allí. Todo náufrago que recale por sus orillas será bien recibido, sobre todo si sois amantes del arte, de la ciencia y del espectáculo inmenso y sorprendente de la vida y la cultura.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails